3 claves para ser el “mejor lugar para trabajar” (y una encuesta)

workplace-1

Great Place to Work® otorga anualmente su reconocimiento a las mejores empresas para trabajar en España: el objetivo es demostrar que las buenas relaciones laborales favorecen el desarrollo del negocio y que cualquier empresa puede convertirse en un excelente lugar para trabajar, algo que beneficia no solo a los empleados, sino también a los resultados de la empresa. Que se lo pregunten si no a Cyberclick Group, que recientemente ha conseguido alzarse con el premio “Best Workplace” (mejor lugar para trabajar) de España y a la vez, crecer un 15% en el último año.

Ellos mismos (en entrevistas y en su propia página web) nos cuentan las claves de su éxito. Nosotros las hemos resumido en tres:

  1. Menos jerarquía y más horizontalidad

Cyberclick Group está formado por cinco empresas: Cyberclick, Clacktion, Coregistros, Digital Response e InboundCycle, con un total de 40 trabajadores. Esta organización en células le permite trabajar con equipos pequeños en los que la jerarquía no tiene ningún sentido, la relación es mucho más estrecha y cualquier miembro puede dar su opinión y participa en la toma de decisiones.

Esta horizontalidad e igualdad se ve en los incentivos (si la empresa va bien se reparten los beneficios de manera equitativa), en la contratación de nuevas personas (todos los miembros del equipo deben aprobar por unanimidad una incorporación, y si hay dudas, el candidato no entra) y en una comunicación directa y frecuente: “Dos veces al mes compartimos un rato de debate entorno a un libro que hemos leído. Son obras con gran reputación sobre cultura empresarial como, por ejemplo, Create your own future de Brian Tracy. También somos muy partidarios de los vídeos de Ted Talks.” (David Tomás, director general de Cyberclick)

  1. Medir la felicidad 

Cada día, cuando se acerca el final de la jornada, cada empleado recibe un e-mail titulado “Antes de irte…”, que contiene tres preguntas: “¿En qué estado de ánimo has llegado hoy?” (verde, ámbar o rojo), “¿En qué estado de ánimo te vas hoy?” (verde, ámbar o rojo), y “Del 1 al 10, ¿cuánto te gusta lo que has hecho hoy?

felicidadAdemás, también hay un espacio abierto para aportaciones, ideas, etc. y alguna cita célebre o canción, que ayude a acabar la tarde de la mejor manera posible.

Después se analizan los resultados del “semáforo” (como ellos lo llaman) y se toman medidas: “Si una semana hay muchos semáforos en ámbar lo estudiamos. Igual hay muchos proyectos estresantes y hay que cambiar algo”.

  1. Libertad total en horario y vacaciones

Las estructuras rígidas servían hasta ahora, con la industria, pero cuando mueves conocimiento no tiene sentido ser estricto. Cada uno conoce la hora del día que rinde mejor. Algunos prefieren dormir más y llegar más tarde, otros aprovechan al mediodía para ir al gim, otros prefieren trabajar desde casa algún día a la semana…Con respecto a las vacaciones, pueden elegir cuántos días y cuándo cogerlas, no tienen que dar explicaciones a nadie, solo ponerse de acuerdo con sus compañeros. Al final, la gente se coge un periodo de descanso similar al de otras empresas, pero con la diferencia de que puede organizarlo a su gusto.

En resumen:

  1. Soltar el control. Tener más equipos responsables y menos responsables de equipos.
  2. Preocuparnos por la felicidad de todos y ¡medirla! de forma diaria.
  3. Permitir libertad de elegir y organizar cada uno su tiempo y su ritmo. Horarios y vacaciones flexibles.

Parecen claves tan lógicas, tan útiles y tan sencillas de implementar (no requieren grandes inversiones en dinero ni infraestructura), que extraña que sean tan pocas las empresas las que las aplican…luego a lo mejor no son tan útiles, lógicas y sencillas…Por eso te pido tu ayuda (con tu opinión) en esta pequeña encuesta:

¿Estás de acuerdo con estas claves?

Si no, ¿por qué? 

Si sí, ¿por qué crees que tan pocas empresas las aplican?

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

4 thoughts on “3 claves para ser el “mejor lugar para trabajar” (y una encuesta)

  1. Todavía no tenemos resultados de la encuesta, pero ¡seguiremos investigando! 😉 Por ahora, hemos “descubierto” que un factor imprescindible para poder llevar a cabo estas claves, es la CONFIANZA 100%.
    En palabras de David Tomás, de Cyberclick:
    “Desde mi experiencia, la confianza es el secreto para crear lugares de trabajo donde prevalezca la felicidad. El círculo virtuoso representa muy bien esta idea. Si tú te levantas por la mañana con alegría y llegas a un lugar de trabajo donde confían en ti, el orgullo y la autoestima crecen, uno se siente mejor y consigue más éxitos en la consecución de los objetivos de la organización. Si al acabar el día, llegas a casa sonriendo, tu familia te verá feliz y ellos responderán con el mismo sentimiento, cerrando así el círculo.”
    ¿Puede ser que por falta de confianza cueste aplicar estas claves para lograr crear el “mejor lugar para trabajar”?

  2. Totalmente de acuerdo… Las creencias: “El que quiere celeste, que le cueste” o “Si no hay sufrimiento, no vale la pena”, empuja a unas formas nada saludables en cualquier entorno. En este caso, sería maravilloso permitirnos estos hábitos o claves, rompiendo en primera instancia con ‘el miedo al cambio’ y “aplicando” una cultura empresarial con: C.I. + I.E. Los patrones crónicos requieren un esfuerzo o, mejor expresado, requieren un movimiento diferente al actual. Para ello, la jerarquía piramidal debe desintegrarse de manera consciente y madura por parte de todos los que ellos la forman. Sin duda, la apuesta mayor y a priori la hará el que encabeza una empresa. Es como decirle al empleado: “Te permito que seas tú, que seas creativo, que seas responsable”. Una bendición = confianza. Sin confianza, el resultado es diferente, ni mejor ni peor, diferente al que realmente podríamos llegar a alcanzar: Coeficiente intelectual + Inteligencia emocional = una vida laboral más productiva y feliz.

    ¡El artículo fantástico!, como siempre, Penélope.

    1. Creencias (conscientes e inconscientes) arraigadas, miedo al cambio y falta de confianza. Sin duda, tres aspectos importantísimos que dificultan el camino hacia el “mejor lugar para trabajar”. Gracias por tus aportaciones, Nélida, ¡muy, muy útiles! Y me encanta lo de: “Coeficiente intelectual + Inteligencia emocional = una vida laboral más productiva y feliz”, ¡una gran fórmula ésa! ¡Gracias de nuevo!

  3. ¿Por qué tratamos a nuestros trabajadores como si fueran niños de escuelas arcaicas, donde el control y el castigo pretenden ser la base de un éxito… que nunca llega? Un buen ambiente de trabajo, el reconocimiento y las perspectivas de crecimiento fomentan la motivación, el trabajo responsable y el crecimiento de todos. No obstante, se trata de una filosofía empresarial que lamentablemente se encuentra lejos de muchos despachos de puerta cerrada…que habrá que abrir para que entren nuevas ideas. Gracias por el artículo. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *