Érase una vez un sabio…

…conocido por todos como El Sabio de Hortaleza, que como buen sabio, nos enseñó grandes cosas. Nos demostró que si queremos, “¡Podemos!”, que, para triunfar, no basta con ser un grupo, hay que ser un equipo y que, es el líder el responsable de esta transformación, en palabras suyas: “Yo cogí una selección; lo que intento dejar es un equipo”.

Luis-AragonesEste Sabio nos dejó recientemente, y entre sus muchos homenajes, hemos encontrado un video recopilatorio de grandes momentos de sus discursos, que muestra su estilo único e inconfundible, y con el que podemos aprender y además, divertirnos. Compartimos contigo el video y un resumen de sus frases e ideas clave sobre el liderazgo (y que hemos procurado reproducir lo más fielmente posible).

1. Enfocar el pensamiento en lo que se quiere (no en lo que se quiere evitar): “¿Para qué estamos aquí? ¿Para no se qué que dice la prensa de cuartos? No, pensamientos de ese tipo desterrados […] Y seguridad de que cuando vamos al campo. ¡Vamos a ganar!”

2. Refuerzo positivo y liderazgo firme: “Yo ya tengo ganas de, como entrenador, ganar una Copa de Europa […] Y ustedes tienen categoría y calidad para conseguirlo, ahora…si hacen lo que yo les digo.”

3. La importancia del trabajo en equipo, de delegar y de no competir unos contra otros para despuntar: “Nos ha llegado el momento, después de dos años […] Vamos a demostrar que estamos ahí […] y cuando estoy cansado, levanto la mano y sale un compañero.”

4. El líder asume total responsabilidad del equipo (si el equipo, como equipo, falla, no es culpa de ellos, sino responsabilidad del líder): “Forman ustedes un grupo…ya se los he dicho… Si yo no estoy en la final con este equipo, soy una mierda. He organizado una mierda de equipo.”

5. Poner pasión y emoción en lo que uno hace: “Y ahora lo único que les pido es que jueguen, que se diviertan jugando […] Quiero que disfruten jugando al fútbol.”

6. La importancia de las afirmaciones positivas: “Un jugador que se precie […] debe salir al campo diciendo “voy a hacer el partido del siglo, el partido del siglo […] y no tengo dudas.”

7. Brindar reconocimiento general y hacer que el equipo no dependa exclusivamente de ninguno de sus miembros: “Este es un partido que quiere jugar todo el mundo, los 23. Ojalá yo pudiese poner los 23 porque me lo han demostrado.”

8. Tener humildad y hacer sentir a los demás importantes: “A los árbitros les gusta, les gusta que les des una palmadita […] Es igual que a los linieres. Les llamas por su nombre […] yo me aprendo los nombres de los linieres…”

9. Y por último, tener un objetivo claro (su frase más recordada para todos será la de “ganar, ganar y ganar”):  “Nosotros hemos venido aquí a ganar la Copa de Europa, y vamos a ir con un pensamiento positivo a por ello. Del sucampeón no se acuerda nadie.”

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *