Porque nosotros también podemos (y debemos) resetear.

image

¿O acaso no nos bloqueamos y a veces dejamos de funcionar a pleno rendimiento?

¿Por qué no PARAR y resetear?

Ctrl – Control: recupera el control, no te sientas víctima de las circunstancias. ¿Qué está en tu mano? ¿qué estás creando y por tanto, qué puedes cambiar tú? Recuerda que cuanta más respons-abilidad, ¡mayor habilidad de respuesta tendrás!

Alt – Alternativas: busca alternativas, prueba otros caminos, porque solo haciendo algo diferente obtendrás resultados diferentes. Recuerda que “tropezar no es malo, encariñarse con la piedra, sí”

Supr – Suprimir: suprime lo que no te sirve, lo que solo contribuye a aumentar el drama, lo que te distrae de lo que realmente importa. Preocupaciones, culpas, apegos, autocrítica…¿para qué los llevas en contigo? Vacía tu mochila de vez en cuando y vuelve a empezar: ¡RESETEA!

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *