“Líder no es quien manda, sino quien inspira”

MAPMario Alonso Puig es un personaje único que nos encanta. Médico especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo y miembro de la Harvard University Medical School, hace nueve años cambió el bisturí por la palabra y se convirtió en uno de los expertos más demandados en conferencias sobre liderazgo, creatividad y gestión del cambio.

Sigue leyendo

La inteligencia emocional: más que una moda…

¿Por qué ahora de repente se le da tanta importancia a las emociones?

Hasta ahora se creía que la parte racional de nuestro cerebro era la más importante y que las emociones eran un lujo. Ahora se sabe que debajo de cada pensamiento racional está la emoción. Te comportas y piensas determinadas cosas porque, antes de nada, sientes.

Sigue leyendo

Delego…luego existo

“Conozco a alguien que solía traer trabajo a casa al terminar su horario. Y cada noche después de cenar con su familia, se iba a un rincón y trabajaba varias horas más. Una vez, su hija de seis años le preguntó a su mamá, “¿Por qué papá se va a ese rincón todos los días después de cenar?” La mamá le explicó que papá tenía mucho trabajo que hacer, y que no le había sido posible terminar durante el día. La hija replicó, ” ¿Entonces por qué no ponen a papá en una clase con los lentos?” Cuando su esposa le contó lo que la niña había dicho, la realidad lo sacudió y decidió que a partir de ese momento no traería más trabajo a casa. La única forma en la que podría lograr hacer todo el trabajo dentro de su horario normal de oficina, era delegar parte de ello a otros.”

Sigue leyendo

Cambiar es fácil, si sabes cómo…

Para propiciar un verdadero cambio, (con nosotros mismos o con nuestros colaboradores), debe existir una motivación real, algo que haga que el esfuerzo y el objetivo sean tan atractivos como la comodidad de seguir en lo conocido y en el automatismo.

¿Cómo despertar esa voluntad de cambio?

Cuando vas a reiniciar un ordenador, pulsas la combinación de teclas Ctrl+Alt+Supr, ¿verdad? Pues en las personas también hay que tocar ciertas teclas para  “reprogramarlas” de forma que despertemos un deseo vehemente y así, lograr cambios efectivos y un compromiso auténtico. Suena fácil, ¿verdad? Y si es así, ¿por qué a veces no lo conseguimos? Pues porque cada persona tenemos ¡nuestra propia combinación de teclas!

Sigue leyendo